miércoles, 6 de junio de 2012

Caparazón



Cualquier similitud con la realidad es total y absolutamente intencional.

     Dentro del caparazón estoy muy, muy cómoda. No sé, mi imagen se multiplica hasta el infinito en los espejos que cubren las paredes del cascarón. Eso me gusta. Me gusta mucho. Todo lleno de espejos. No sé, me siento como eternizada (esa palabra la aprendí hace poco y me encanta... tiene la re onda), eternizada acá en mi caparazón.
     Tengo mi laptop, mi iPad, mi celu y mi TV; no necesito más. Bueno, también necesito, obvio, otras cosas básicas: algo de comida diet, Coca-Cola diet y conexión a internet. Ahora mismo en la compu suena Lady Gaga (es re loca… ¡es una genia!). Ah, también tengo toda la serie de películas de Twilight (los libros no los leí. No leo libros… no sé, los libros son para gente grande… para gente aburrida, ¿no?). Lo que sí me encanta leer son revistas. Tengo pilas y pilas. Ahí aprendo todos los tips para luquearme con onda. Además, tengo que saber qué va a pasar con Brad y Angelina y Jenniffer, y también la otra Jenniffer, JLo.
     Es increíble la cantidad de amigos que tengo en Facebook y desde que empecé con Twitter la vida es in-cre-í-ble. Me encanta subir fotos (todas de mí, obvio, para estar eternizada en la red) y ya descubrí el gesto perfecto para poner locos a los hombres: pongo cara de chica boba y abro apenas la boca, sin sonreír, como que voy a decir algo, pero no digo nada (es que, la verdad, no tengo nada que decir).
     No sé… es re lindo tener tantos amigos. Hasta siento como que me entienden, yo qué sé, nada… como que tenemos una relación re copada que va a durar para siempre, porque, para mí, las cosas tan grandes como Facebook o Twitter están hechas para durar para siempre, ¿no?
      Me encanta mi caparazón; me siento segura y lejos de tantas cosas que no me interesan, no sé, que no importan. Así soy yo… soy rebelde y re loca. Y si no te gusta, te saco para siempre de mi vida, te borro ya mismo de mis contactos de Facebook. Chau, no existís más…

7 comentarios:

  1. Buenísimo! No pude evitar sonreír al leerlo. Me hice la imagen de la mina, de cómo sería, y de su voz. Mundo loco...

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Sigma. Vos lo dijiste... mundo loco.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Cuánta gente podría firmar este relato en primera persona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo triste, hermano. Eso es lo triste...

      Eliminar
  4. Muy, muy bueno.
    Gracias.

    www.notasparanada.blogspot.com.es

    ResponderEliminar